jueves, 5 de enero de 2017

La II era: Era de los ángeles

"Y Gabriel alzó su puño, y en él tenía una gigante espada de fuego que la Luz le entregó tras crearlo. Todas las cosas a su alrededor se postraron ante él, y un grito de guerra salió de su garganta haciendo temblar el Universo; había nacido un guerrero."

  La II era es, sin duda, la gran era de los ángeles. Una extensa época llena de momentos históricos que le dieron forma al vacío mundo que nos había dejado la Vieja Bruja. Trataré esta época por trozos, ya que hay mucho de lo que hablar, y muchos personajes que comentar. A medida que vaya introduciendo nuevos datos sobre esta era, iré actualizando finalmente el apartado de era, objetos, geografía y personajes (ya que esta era cuenta con bastante de todos ellos). 

  Hoy os hablaré de los ángeles.

  Los ángeles son sin duda, unos seres grandiosos. Lo más peculiar de ellos es que no son todos iguales respecto a su físico: los habrá con los cuellos más altos o más cortos, con dos ojos o más, con cabello o sin él, con orejas de diferentes formas... Es por eso que, cuando los ángeles decidieron crear la vida, cada cultura tiene un aspecto diferente, ya que cada ángel se dedicó personalmente a ese mundo. Lo único que los iguala son sus alas, de un blanco puro (aunque, por diferentes motivos de los que hablaré más adelante, los hay de otros colores), densas y que caen hacia el suelo arrastrándose como la cola de un vestido. Se dice que tienen alas porque estas son el cordón umbilical que los une con su creadora, la Luz, lo último que los separó finalmente de ella.

Zeraquiel
  Y, por encima de todos ellos, están los Tres.

  Los Tres son los primeros ángeles que surgieron del seno de la Luz: Zeraquiel, Miguel y Gabriel. Cada uno personifica un aspecto: Zeraquiel personifica la familia, el cariño y el afecto por la vida; Gabriel personifica la protección y la lealtad, y Miguel el amor puro que une un ser con otro. La fuerza con la que esta los dotó fue tal que pronto se convirtieron en los que tomaban decisiones, en el jurado de los hechos.

  De entre los demás ángeles los que más destacaban por su ocupación eran los juzgadores. Su vida era para y por su trabajo, e iban con una gran balanza siempre en la mano juzgando a aquellos que el Destino cruzaba en su camino. Después los había vigilantes de mundos, creadores de planetas, un vigilante del Destino, creadores de estrellas...

  Los ángeles, después de observar el inmenso vacío que los rodeaba, decidieron que era hora de comenzar una nueva etapa en el Universo. Así nació el Cosmos. El poder que inició la creación de las estrellas y planetas, de las galaxias y de todos los elementos que conforman el espacio, fue bajo su mano. Mucho antes de que hubiera una vida mortal, las estrellas ya calentaban los planetas y lunas y las galaxias giraban en torno a sí mismas, impetuosas.

  Pero, cuando decidieron empezar a crear vida, fue cuando, definitivamente, las cosas se torcieron.

Dibujo representativo de los ángeles en la cultura arhiense


  En la siguiente entrada hablaré de la Gran Guerra que puso patas arriba lo que parecía una armoniosa vida angelical, y que lo cambió todo. Durante esta etapa se crearon muchas leyes que, a partir de ese momento, regirían el Universo y a cada uno de los habitantes de este.

  Muchas gracias por leerme, y si tienes alguna duda no dudes en comentar.

Saludos y nos vemos pronto!

Pd: megustaescribir y La Profecía I (en obras) están actualizados.


ice neptunian

Author & Editor

Has laoreet percipitur ad. Vide interesset in mei, no his legimus verterem. Et nostrum imperdiet appellantur usu, mnesarchum referrentur id vim.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
biz.