miércoles, 1 de febrero de 2017

La Profecía (parte 1)

   "En el fuego, perece la guerra,
   En el hielo, perece el amor,
   Más en el infierno,
   Ni el hielo ni el fuego,
   Vencerán al señor."
Culto a Miguel

 
   La Profecía dicha por la Vieja Bruja en tiempos de guerra es, sin duda, el gran trasfondo de la historia del universo. En esta entrada os hablaré un poco de ella, de su inicio y de algunos textos que la conforman.
 
    El poder de la Vieja Bruja es, sin duda, desconocido. Como ya comenté en otras entradas, de ella se sabe, por ejemplo, que puede viajar en el tiempo, que puede crear luz y oscuridad, o que tiene el don de adiestrar rosas para convertirlas en profetas. Sin embargo poco se sabe del origen del poder de conjurar Profecías, ¿se deberá al poder de saber qué sucederá en el futuro?, ¿o tiene, de alguna manera, un ligero poder sobre el Destino del Universo? El Destino, aunque es un tema claro, todavía vive rodeado de muchas incógnitas. ¿Cuándo y cómo surgió? ¿Y qué es, en realidad, el Destino?

   Muchos creen que todos somos producto del verdadero Destino de la Vieja Bruja o de la misma Oscuridad, que el Universo solo es el tiempo personificado en un espacio, de ahí que siempre parezca en expansión. Es como la teoría de que todos somos producto de un sueño, con la diferencia de que todos somos reales. Las historias también hablan de Destinos que se sublevan y se personifican en seres mortales u otros objetos, que rápidamente se vuelven divinos. El reloj del Destino es un claro ejemplo de esto, y de algo de lo que hablaré en otra entrada.

   Se cree, en resumen, que todos somos el Destino de algo (ya sea la Vieja Bruja o la Oscuridad), y que, de forma compleja, cada uno ha labrado el suyo propio en consonancia con los demás y con el hilo central. Sería esta la razón de la existencia de la Profecía. Esta sería ese hilo que une todos los demás, y por eso, todos tenemos nuestro papel en ella, más o menos relevante. Y, también explicaría por qué la Vieja Bruja tiene el poder de conjurarla, al igual que Miguel tiene el poder de controlar el destino de los demás, ella lo tiene para hacerlo con el suyo propio.
 
   Esto convierte el Destino rápidamente en algo más importante de lo que parece. La Profecía sería el propósito de la Vieja Bruja que define su camino que, como un ente vivo, avanza sin premura hasta el confín de los tiempos.
 
   Volviendo al tema principal, la Profecía es conjurada por primera vez cuando Miguel, en un ataque de egocentrismo, va a ver a la Vieja Bruja amenazándola e imponiéndose sobre ella. Es una escena tensa donde ambas fuerzas se miden y se conocen por primera vez.

    —La Oscuridad creará furia, odio, dolor y miedo. Pero la Luz crea amor. Y el amor puede más que todo lo que tú defiendes —recitó la Vieja Bruja con el mentón en alto.
    —Nada más puede que mi Oscuridad. Os absorberá y admitiréis que no hay nada más poderoso que nosotros.
    —¿Nadie puede más que la Oscuridad? —dijo divertida—, observa cuán fuerte es mi Oscuridad.
    Y lo maldijo. El rey del mal estalló en llamas y todo lo poco reconocible del ángel que había sido desapareció. Este gritó presa del dolor.
    —¿Lo sientes? Eso lo has creado tú, y mira con qué facilidad se ha vuelto contra ti. Intenta volver contra mí lo que la Luz crea, lo aceptaré con alegría.
    El rey del mal se sintió más furioso que nunca.
    —Moriréis todos —dijo con odio en la voz.
    —Antes el amor acabará contigo. El amor que tanto odias se revelará contra ti para que jamás seas victorioso, y es más, un día este te vencerá para demostrarte lo equivocado que estuviste. Hasta ese entonces, arde en el fuego eterno de la persona que te amaba y al que traicionaste, así arda también tu alma para que cuando el día llegue, jamás termines en el seno de la Luz.
    El mensaje se extendió por todo el Universo y la Profecía cobró vida propia durante un instante en el que se dividió en multitud de pequeños trozos que, unidos, forman los hechos ordenados de las cosas que sucederán hasta el cumplimiento de esta. Poemas, canciones, propósitos..., todo forma parte de ella. El motivo de su separación fue para que Miguel no conociera todos los aspectos de la misma, pues el futuro no es fijo y varia como con casi todo. 

   A partir de ese entonces cada hecho que ha sucedido ha sido un motivo de espectación por parte de todos. Nadie sabe cuál es su papel en la guerra, por lo que, con las pistas tan desagrupadas, la opción de conocer la verdadera Profecía es casi nula. El hecho de que, a medida que avanza el tiempo, nuevos textos sobre ella se van conociendo, hace todavía más complicada la tarea. Un ejemplo es el momento en el que Khiraissa conoce su papel y los textos llegan hasta sus oídos sin que nadie más lo sepa (sumado a la maldición, que también forma parte de la misma).

"La joven azul escogió el negro y lo ocultó bajo su marca brillante, mintiendo, mintiéndose. Las estrellas cayeron del cielo una vez más y las sombras ardieron con fiereza. La sangre del mal llenó el corazón blanco y rojo, y sonaron los tambores de la guerra. La Vieja Bruja dijo: ella, siempre ella. Hielo, fuego y Oscuridad unidos. La sombra se cernió sobre la sombra, y de ambos surgió una piedra oscura que se juntó con otra piedra oscura. La mujer es la que lo evita, pero también la que lo olvida. Y bajo la lluvia al final la que lo incita."
Trozo de la Profecía

   Más adelante os hablaré más de la Profecía. Pronto subiré nuevos capítulos de mi novela al blog, recordar que la tenéis completa en megustaescribir.

   Saludos!

ice neptunian

Author & Editor

Has laoreet percipitur ad. Vide interesset in mei, no his legimus verterem. Et nostrum imperdiet appellantur usu, mnesarchum referrentur id vim.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
biz.